Heridas y quemaduras

  • Tras producirse la lesión, realizaremos un lavado con suero fisiológico para eliminar posibles cuerpos extraños.
  • En el caso de quemadura, se debe sumergir inmediatamente el área de piel lesionada en agua fría durante unos minutos para reducir el efecto calor.
  • En ambos casos en las curas diarias, realizaremos lavados con suero fisiológico.
  • El secado de la lesión se hará con una gasa estéril, presionanado y sin frotar.
  • Después se recomienda la aplicación de productos que aceleren el proceso de reparación de la piel.
  • Es preferible cubrir la lesión con gasa estéril para evitar la entrada de gérmenes. La aplicación previa del producto cicatrizante facilitará su retirada sin adherencias.
Image not found Image not found